desmontando-el-jefe-infiltrado-blog-paz-quintero

Dentro de la gran oferta de espacios de entretenimiento en televisión se encuentran los realities, una tipología que va en aumento, junto con la de los talent shows infantiles (tema que abordaré en otro momento y al que también se le puede sacar mucho jugo). Para mi gusto, se incluyen demasiados en la actual parrilla, pero es dificil deshacerse de ellos cuando siguen manteniendo unos índices de audiencia positivos. A pesar de lo anterior, exprimir la gallina de los huevos de oro tiene un tiempo limitado: o bien porque el animalito se asfixia o bien porque el que la explota nunca se  dio cuenta de que la gallina, verdaderamente, era un gallo de pelea que acaba volviéndose contra la mano que lo aprieta.

Pongo por ejemplo el caso de “El jefe infiltrado”. Lo que empezó siendo un programa en el que grandes marcas y empresas ofrecían una supuesta imagen de transparencia, con el objetivo de mostrar una mejoría en fondo y forma, ha terminado por convertirse en casi un largo spot de autobombo para lavar la mala imagen de ciertos negocios. Y ya ni se disimula, vaya. Un riesgo que además puede provocar el efecto contrario: que los fuegos artificiales les exploten en la cara. La caracterización y la coartada del susodicho jefe infiltrado, cada vez más cutre e increíble, el modus operandi durante la infiltración de los “empresarios de éxito”, transformados en curritos de a pie rarunos y frikis, y el brief  (idílico) inicial que nos dan al inicio del episodio hacen que cada programa llegue a rozar los límites de la comedia involuntaria.

En general,  veo situaciones en las que estas empresas, deseosas de lavar su imagen por el motivo que sea, terminan por meterse en un berenjenal. E incluyo en este show de los horrores a tanto la patronal como a los que están en nómina. En muchos casos, se intenta retratar a los trabajadores como gente que «no cumple ni el perfil ni los estándares mínimos de calidad que exige la empresa». Igualmente, se repite la actitud paternalista del jefe que no conocía la tristísima historia personal de su trabajador y piensa:  «voy a darle una palmadita en la espalda, ea, ea». Creo que esto lleva a la audiencia a detestar precisamente a quienes deben respetar (que levante la mano quien no haya deseado mandar a muchos de esos lugares una inspección de Trabajo).

Me he cabreado ya muchas veces con los comentarios de los empresarios hacia los trabajadores y sus valoraciones arbitrarias.  Los juicios finales, en los que se expone a las víctimas del engaño a un sufrimiento innecesario para acabar con un caramelito de regalo, me exasperan.  Ojo, también me ocurre con empleados desleales, abusones y caraduras.  Me repatea cuando se premia a ese tipo al que se le paga un sueldo y es mal compañero, pone  excusas a todo lo que tenga que ver son su trabajo o sus responsabilidades y, directamente, estresa tanto a un compañero que provoca un accidente. ¡El mundo al revés!

No hay nada más patético que la bondad fingida,  delante de la cámara, mediante cheque o viajecito pagado. ¿Y qué hay para los que curran bien o se parten el lomo? Nada mejor que un contrato indefinido. No me diréis que no es el vivo retrato de nuestra realidad laboral… Ficcionado o no, «El jefe infiltrado» es un programa que nos acerca a esa España de precariedad que tanto detestamos. Éste es el nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Paz Quintero. Copywriter y guionista.

Paz Quintero

Redactora creativa, guionista y supervillana freelance con base estratégica en Madrid.

Copywriter en NehNah Creative Studio.

Si te encuentras en peligro…
Sílbame y ya voy.

Para conocer todo mi porfolio, contacta conmigo a través del formulario.

Waiting

(Cortometraje)

Idea original: Paz Quintero.

Guión: Paz Quintero, Rhoda N. Wainwright.

Dirección: Rhoda N. Wainwright.

Producido por: Ircania Producciones del Sur.

Año: 2014.

Última parada

(Cortometraje)

Guión ganador en el Concurso F3 Fresh Film Factory (2008).

Idea original y guión: Paz Quintero.

Dirección: Juan Miguel H. Nevado.

Producido por: Carpe Diem Pro, Studio Banana y Avalon.

Año: 2009.

Spot Explícalo

Guión para el spot animado de la empresa mexicana Explícalo.

Idea original y guión: Paz Quintero.

Producido por: Joaquín Soto (Explícalo).

Año: 2014.

 

Spot Fundación ONCE

Spec commercial de Fundación ONCE.

Idea original y guión: Paz Quintero.

Dirección: Rhoda N. Wainwright.

Producido por: Garbo Producciones.

Año: 2014.

Portada Hotline obra de teatro escrita por Paz Quintero

Hotline

Atrévete a llamar…

Obra para microteatro.

Estreno: 2013.

Portada Frank obra de teatro escrita por Paz Quintero

Frank.

Buscando un poco de amor.

Obra para microteatro.

Estreno: 2013.

Portada de Un vuelo con escalas de Paz Quintero

Un vuelo sin escalas

(Novela)

Editorial: Odisea editorial.

ISBN: 978-84-15294-08-5B.

Fecha 1ª edición: 2011.

Nº Pág.: 210.

COMPRAR

Portada de Siete Tentaciones de Paz Quintero

Siete Tentaciones

(Libro de relatos)

Editorial: Stonewall.

ISBN: 978-84-939309-8.

Fecha 1ª edición: 2012.

Nº Pág.: 294

 

COMPRAR

Portada de Destio programado de Paz Quintero

Destino programado

(Novela)

Ganadora del  Premio Terenci Moix de Narrativa Gay y Lésbica de la Fundación Arena.

Editorial: Ediciones de la Tempestad.

ISBN: 978-8479480646.

Fecha 1ª edición: 2005.

Nº Pág.: 122.

COMPRAR

 

 

Portada de Nos vemos en Chueca de Paz Quintero

Nos vemos en Chueca

(Obra de teatro)

Editorial: Amazon Media EU S.à r.l.

ASIN: B00CKCC1QM

Fecha 1ª edición: 2013.

Nº Pág.: 40.

COMPRAR

¡Hablemos!